PRIVACIDAD EN PELIGRO: GOOGLE ADMITE QUE TE "ESCUCHA" A TRAVÉS DEL CELULAR

Imprimir

Un empleado del buscador de Internet le filtró a un medio de Bélgica intimidades de la compañía. Cómo se defendió el gigante tecnológico.

 

La prestigiosa agencia de noticias Bloomberg reveló recientemente que los trabajadores de Amazon escuchan las conversaciones de los usuarios a través de Alexa, e incluso tienen acceso a datos personales de estos, ahora esta misma situación se ve reflejada en Google y sus productos que utilizan inteligencia artificial.

Según una investigación del medio belga VTR, en el que afirman que los empleados de Google escuchan las grabaciones realizadas con los altavoces inteligentes de Google Home, esta práctica de recopilación de audios sin que lo contemple el usuario también aparece con el asistente de Google en los celulares con Android. 

El medio belga asegura que, tras escuchar los clips de Google junto a la fuente que se los había facilitado, un supuesto subcontratista que trabaja transcribiendo los archivos para mejorar el software de reconocimento de voz, lograron averiguar dónde se encuentra el domicilio de varios holandeses y belgas que emplean esta tecnología.

Esta práctica no solo afecta a los usuarios europeos, ya que el informante asegura que las grabaciones también se realizan a nivel mundial y sin que se habilite el sistema a través del famoso comando de voz "Ok Google". 

¿Pero por qué el gigante tecnológico de Silicon Valley necesita espiar a sus usuarios? La fuente consultada para la investigación remarca que el principal objetivo es mejorar el motor de búsqueda, que sea más inteligente, por eso la necesidad de contar con lingüistas. 

"Los expertos en idiomas solo revisan alrededor del 0.2 por ciento de todos los fragmentos de audio. Los fragmentos de audio no se asocian con las cuentas de usuario como parte del proceso de revisión, y los revisores están dirigidos a no transcribir conversaciones en segundo plano u otros ruidos, y solo a transcribir fragmentos de código dirigidos a Google", aseguró la tecnológica estadounidense.

Como parte de su tarea, cuenta la fuente, los auditores deben anotar todas las grabaciones que llegan a sus manos. Así como los nombres y la edad que puedan tener los usuarios. De este modo, y según señala el medio VTR, miles de empleados de la empresa de Silicon Valley estarían escuchando audios continuamente sin necesidad de conectar el altavoz. 

Luego estas grabaciones servirán para alimentar el algoritmo detrás del asistente por voz para celulares y el dispositivo hogareño Google Home.

La palabra de Google

​"Nos enterarnos de que uno de estos revisores de idiomas violó nuestras políticas de seguridad de datos al filtrar información confidencial de holandeses. Nuestros equipos de respuesta de seguridad y privacidad se han activado en este tema, están investigando y tomaremos medidas. Estamos realizando una revisión completa de nuestras salvaguardas este espacio para evitar que vuelva a ocurrir una conducta indebida como esta", publicaron en el blog oficial de la compañía.

"Como parte de nuestro trabajo para desarrollar tecnología del habla para más idiomas, nos asociamos con expertos en idiomas de todo el mundo que entienden los matices y los acentos de un idioma específico. Estos expertos en idiomas revisan y transcriben un pequeño conjunto de consultas para ayudarnos a comprender mejor esos idiomas. Esta es una parte crítica del proceso de creación de tecnología de voz, y es necesaria para crear productos como el Asistente de Google", resaltaron.

A diferencia de lo que revela la investigación de VTR, Google dice que instruye a los revisores para que "no transcriban conversaciones de fondo u otros sonidos, y que solo transcriban las muestras de audio que son dirigigas a Google". También aclararon que el Asistente de Google solamente envía datos de audio a los servidores de la empresa tras detectar el comando de activación "Ok, Google".