LA ÚLTIMA ENTREVISTA DE PAU DONÉS ANTES DE MORIR

20 días antes de fallecer, conversó con el periodista Jordi Évole. Ese diálogo luego se transformó en el documental Eso que tú me das.

 

El 9 de junio murió Pau Donés, vocalista de Jarabe de Palo, tras una larga lucha contra un cáncer de colon. A más de dos meses de la triste noticia, el periodista y amigo del músico, Jordi Évole, estrenó en el Festival de Málaga el documental Eso que tú me das, que contiene la última entrevista que condeció el intérprete de "Agua". 

Y la conversación se dio porque el propio Donés se lo pidió a Évole 20 días antes de fallecer: "Me quedan muy poquitos días de vida y quiero pasarlos en mi casa de Vall d'Aran. Me gustaría que subieses y pudiésemos grabar una charla", le dijo el músico, según contó el periodista. 

"Estoy aquí para hablar de la vida, no de la muerte", dijo Donés en la cinta. "Tenía ganas de hablar con alguien, tengo cáncer y me estoy muriendo. Lo que quería era tener una conversación y dar una imagen nuestra que la gente no tiene, que es la de las personas normales y corrientes", continuó. 

"La música es un mundo muy frívolo. No recuerdo entrevistas con tiempo, en las que mostremos cómo somos nosotros y no cómo nos ve la gente por la tele, o como los periodistas quieren que se te vea. Necesitaba poder explicar mis cosas a alguien que sé que me va a escuchar y que no va a entrar en la frivolidad artística", manifestó el músico en una conversación en la que hablan de la vida, de la muerte, de su enfermedad, de la paternidad y de su familia. 

"No quiero irme. Hoy soy feliz, me siento bien. Pero a la vez tengo una sensación cabrona. Pienso: 'Si en vez de irme el mes que viene me fuera el año que viene…'.Porque el verde están subiendo. Los corzos empiezan a bajar de las montañas. Después caerán las hojas, marrones y amarillas. Luego nevará. Todo eso se ve desde aquí… Pensar en ello me da tristeza. Pero bueno, me quedo con el 'ahora estoy aquí'. Procuro no preocuparme y sí ocuparme en las cosas que me gustan: la comida con la familia, el paseo, la siestecita...", confesó Donés. 

El músico, a quien se le ve muy delgado, en un momento también se refirió a su físico: "A los enfermos se nos tiene que ver enfermos. Yo pongo fotos en las redes de las sesiones de quimio, con las enfermeras, y no pasa nada. Es mejor, porque se tiene que normalizar, es un aspecto que debe normalizarse". 

Entre otras cosas, en este testimonio señaló que "la muerte es parte de la vida, y aceptar eso me da tranquilidad (...) El miedo es terrible, yo soy poco miedoso, pero lo veo. Cuando la gente tiene miedo a la vida, a moverse, a decidir, a querer... eso es terrible, y el miedo a la enfermedad o al dolor te bloquea y te corta la libertad, eso es terrible".